sábado, 23 de febrero de 2008

Malteadas Dietéticas y Reemplazos de Comidas

Malteadas Dietéticas y Reemplazos de Comidas: ¿Realmente Pueden
Ayudarme a Perder Peso?

por Monica Zangwill, MD, MPH

Las malteadas dietéticas son llamadas reemplazos alimenticios por los nutriólogos y expertos en la pérdida de peso debido a que, en teoría, beber una de estas malteadas pretende reemplazar una comida completa. Otros tipos de reemplazos de comidas son las barras nutricionales y entradas preempacadas. Pero ¿el reemplazo de una comida funciona? De acuerdo a un estudio científico conducido por Steven Heymsfield, MD de Columbia University, sí lo hacen. Heymsfield y sus colegas recolectaron información de seis estudios independientes sobre diferentes tipos de reemplazos de comidas y descubrieron que la pérdida general de peso para las 249 personas que se alimentaban de reemplazos alimenticios fue mayor que el de las 238 personas en comparación con los grupos que siguieron dietas
bajas en calorías.

Perder Peso

La pérdida de peso en teoría es muy fácil. Usted realmente sólo necesita comer 500 calorías menos cada día para perder una libra a la semana. El truco está en que perder peso en el mundo real donde las ocupadas agendas y las abundantes opciones de comida es algo difícil. Los reemplazos de comidas funcionan sobre la premisa de que pocos de nosotros sabemos cuántas calorías comemos cada día. Los empaques de los alimentos pueden contener una lista de contenidos de calorías pero la mayoría de los alimentos no. Muchas de nuestras comidas alcanzan 700-800 calorías sin que nos demos cuenta. Tres comidas al día de 750 calorías cada una es igual a 2250 calorías. Una mujer promedio necesita sólo aproximadamente 1800-2200 calorías por día. El hombre promedio requiere cerca de 2000-2500 calorías por día. Si usted agrega bocadillos y los dulces de ocasión, la mayoría de nosotros consumimos muchas más calorías de las que necesitamos.
Reemplazar una o dos comidas por día con una cantidad de calorías conocida necesariamente reducirá el número de calorías que usted consume. En otras palabras, si en lugar de comer una comida que puede tener 750 calorías usted bebe una malteada con 250 calorías, entonces tendrá que reducir el número habitual de calorías que toma a 500. Una semana entera como ésta y usted perderá una libra.

David Allison, PhD, un investigador de la obesidad en University of Alabama en Birmingham ha estudiado el uso de los reemplazos alimenticios para perder peso. "Creo que son una estrategia razonable y que pueden jugar un valioso papel en la pérdida de peso", él dice. Allison evaluó el uso de un reemplazo a base de soya en 100 personas que aleatoriamente usaron el reemplazo alimenticio o que siguieron una dieta baja en calorías por tres meses. Él descubrió que aquellos con un reemplazo alimenticio perdieron más peso y tuvieron una mayor reducción en la circunferencia del talle que aquellos bajo una dieta baja en calorías.
Otro estudio por Dana Rothacker, PhD, observó a mujeres usando una dieta de malteadas para perder peso durante un año para valorar su efectividad a largo plazo. A los tres meses, las mujeres que bebieron malteadas dietéticas perdieron aproximadamente la misma cantidad de peso que las mujeres sometidas a dietas bajas en calorías. Pero, después de un año, las mujeres que continuaron con el reemplazo alimenticio planearon mantener su pérdida de peso mientras que las mujeres que continuaron con la dieta baja en calorías habían vuelto a aumentar mucho de su peso.

Para muchas personas, consumir malteadas de dieta o reemplazos alimenticios acelera su pérdida de peso. Alcanzar la meta de pérdida de peso en corto tiempo puede ser muy satisfactorio y puede estimular la perseverancia necesaria para realizar cambios permanentes en su forma de comer. Los reemplazos alimenticios pueden tener un papel exitoso en promover su pérdida de peso, especialmente cuando ha incorporado el objetivo de aprender elecciones de alimentación saludables y de por vida.